Inicio > Curiosidades, Humor > El salto de la Salamandra

El salto de la Salamandra

10 junio 2009
El humor tiene unos resortes muy curiosos. Muchas veces es encomiable el intentar hacer un humor con cierta dosis de inteligencia, con calidad, con chistes bien pensados, etcétera. Pero luego llega este video y lo cambia todo:
Inevitablemente te partes el culo. En proporción al tremendo porrazo que se da el hombre en lo que viene a ser el cuerpo entero. ¿Por qué? ¿Por qué nos hace tanta gracia un leñazo de una persona? Mientras nos lo preguntamos y pensamos sobre nuestra condición humana y nuestra maldad intrínseca, reflexionemos sobre lo importante: ¿Qué leches pretendía hacer este hombre?
Suelta un par de frases ininteligibles para acto seguido lanzarse como un torbellino contra la pared y pegarse el tortazo de su vida. Como nos podíamos quedar de brazos cruzados dando por incomprensible el salto de este hombre, al que he apodado, el salto de la salamandra; intentaremos dilucidar qué dijo este hombre antes de saltar. Hay varias teorías:
– “¿Que soy un fantasma? Mira, te demostraré que no soy un fantasma”
– “¿Que no aguanto más de diez segundos enganchado en la pared? Ya verás”
– “¿Que no se caminar por las paredes? Vamos, si lo vi en Matrix
– “¿Que no caí en una marmita de superglue cuando era pequeño? Vas a flipar”
– “¿Que por qué de pequeño me llamaban el chincheta? Fíjate bien”
– “¿Quieres ver como la poli hace las siluetas en el suelo? Te lo demostraré”
Y así sucesivamente. Aunque la más probable de todas sea: “¿Que no soy gilipollas? ¿Que no soy gilipollas? Ahora lo verás” Y todos lo corroboraron. ¿Y nosotros? Nosotros nos reímos.
Copy/paste de: Elmundoestaloco
Anuncios
Categorías:Curiosidades, Humor
  1. gairokux
    13 junio 2009 en 3:27 pm

    jaja que buen putazo se metio.

  1. No trackbacks yet.
Los comentarios están cerrados.
A %d blogueros les gusta esto: